El reino animal está lleno de mamás extraordinarias. Es importante recordar que los humanos no son los únicos que hacen todo lo que está a su alcance para proteger y criar a sus pequeños. En el reino animal hay muchas madres que se toman el tiempo para enseñarle a sus bebés cómo encontrar alimento y protegerse de los elementos. Aquí te mostramos a cinco extraordinarias mamás que hacen todo por sus crías.

1. Orangután

El vínculo entre una madre orangután y su cría es uno de los más fuertes en la naturaleza. Durante los primeros dos años de vida, los jóvenes dependen completamente de sus madres para alimentarse y transportarse. Las mamás permanecen con sus crías durante seis a siete años, enseñándoles dónde encontrar alimento, qué y cómo comer, y también cómo construir un refugio para dormir. Se sabe que los orangutanes hembra “visitan” a sus madres hasta cumplir 15 o 16 años de edad.

2. Oso Polar

Las osas polares mamás siempre están al pendiente de sus crías. Por lo general dan a luz a dos cachorros gemelos que permanecen con ella durante unos dos años, mientras aprenden cómo sobrevivir en el clima frío. Para protegerlos de los elementos, la madres cavan profundamente en la nieve creando un refugio. Normalmente, las mamás dan a luz entre noviembre y enero y mantienen a los cachorros calientes y sanos brindándoles calor corporal y leche. Después, los cachorros salen de la guarida entre marzo y abril para acostumbrarse a las temperaturas exteriores antes de aprender a cazar.

3. Elefante africano

Cuando de elefantes africanos se trata, una nueva madre nunca está sola al momento de la crianza. Los elefantes viven en una sociedad matriarcal, por lo que otras hembras del grupo social ayudan a una cría a ponerse de pie después de nacer y le enseñan cómo amamantar. También, los elefantes más viejos ajustan el paso de la manada para que la cría pueda mantener el ritmo. Al observar a los adultos, la cría aprende qué plantas comer y cómo acceder a ellas. Las hembras regularmente hacen contacto afectuoso con la cría.

4. Guepardo

Las madres guepardo generalmente dan a luz entre dos y seis cachorros, los cuales cría en aislamiento. La mamá les mueve sus desechos cada cuatro días para evitar que se acumulen olores que puedan ser rastreados por los depredadores. Después de haberlos entrenado durante 18 meses para cazar, los cachorros guepardo finalmente dejan a sus madres. Luego, los cachorros forman un grupo de hermanos que permanecerán juntos durante otros seis meses.

5. Pingüino emperador

Después de poner un huevo, la madre pingüino emperador lo deja con un macho quien protege la frágil cáscara ante los elementos. Después, la madre viaja hasta 50 millas para llegar al océano y pescar. Más tarde regresa al sitio de incubación para regurgitar la comida al polluelo recién nacidos. Usando la calidez de su propia bolsa de cría, la madre mantiene al polluelo caliente y seguro.

Si no te crees estos datos, a continuación te dejamos un vídeo viral de una madre de zarigüeya cargando a todos sus hijos en su lomo hará que las mamás humanas estén muy agradecidas por las carriolas y los viajes compartidos. Pero para las zarigüeyas, así es la maternidad.

Adam Wafi compartió el video con Boston 25 News. La madre de la zarigüeya estaba luchando en una acera de East Boston con siete bebés, en su espalda. Ella mantiene un buen ritmo, pero tiene que disminuir la velocidad cada pocos segundos para tomar un respiro. No la culpamos, parece un trabajo duro.

Mommy opossum carries a lot of opossum babies

Hang on and enjoy the ride! This mother opossum manages to carry the weight of her furry family of baby opossums while taking a stroll down a Boston sidewalk. https://abcn.ws/2L9hNAZ

Posted by ABC News on Wednesday, May 30, 2018

Con información de: Un millón de IDEAS.

¡No olvides compartirnos tu opinión!